Wishlist: 0 items

No products were added to the wishlist!

Avda. De Europa, 14 28108 Alcobendas-Madrid
91 189 05 86

Cuatro pistas útiles para hacer relevantes y personales tus anuncios online

14494-illustration-of-a-key-pv

A lo contrario de lo que los de la industria nos gusta pensar, la mayoría de la gente tiene una antipatía total hacia los anuncios. Como mucho, es un mal necesario. Pero la publicidad podría ser tanto más: siempre que sea útil. Y la manera de hacer algo útil es haciéndolo relevante, por medio de la contextualización y la personalización.

Cada marca usa algún tipo de targeting contextual para atraer usuarios – sea por medio de display, RLSA, o promocionando ciertas piezas de contenido o productos en su página web, basado en visitas previas.

El anuncio de Google sobre su Google Analytics 360 Suite, con su Audience Centre, Data Studio y solución de Optimisación seguramente ayuden a las marcas poner sus clientes al corazón de su marketing.

El tema más amplio es que esto no es una cosa que montas una vez, marcas la celda y te vas.

Conseguir ese toque auténticamente personal es una evolución infinita y debería de incluir los siguientes consideraciones:

 

  1. Combinar los datos de múltiples fuentes

Buscar múltiples pistas de tus usuarios, desde tu base de datos CRM o tus redes sociales.

Puede costar tiempo, pero vale la pena. No sorprendentemente, los supermercados online son los mejores en este campo. Muchas marcas creen que no le aplica, pero se equivocan.

 

  1. Permite el feedback y aprende de ello.

Las circunstancias de la gente cambia – los que están en el marcado hoy no están necesariamente buscando el mismo producto mañana. Tienes que adaptarte.

Buenos anunciantes lo reconocerán y buscarán saber cómo comunicar con sus clientes.

Las marcas permiten que el usuario fije la frecuencia de emails: ¿por qué no hacen lo mismo con la publicidad online?

 

  1. Para de obligar una experiencia a tu audiencia: en vez de esto, construye uno a su alrededor.

Si haces retargeting a todo el mundo que miró alguna vez esa página que creaste para un producto conseguirá alguna conversión, seguro. Pero antes has molestado a mucha gente que no querían comprar ese producto en primer lugar. Hay que desarrollar estrategias personalizadas dependiendo del tipo de persona con quien estés tratando.

 

  1. ‘Offsite’ y ‘onsite’ no viven en burbujas separadas

Puedes gastarte millones construyendo una experiencia personalizada para tus clientes en tu sitio web.

Pero si tu estrategia de adquisición ‘offsite’ está forzando a tus usuarios a consumir publicidad mal enfocada, entonces lo mejor que puedes esperar es que la experiencia de tu sites compense el mal viaje hasta allí.

Un toque contextual y personal es casi tan importante como la experiencia cuando llegues allí. El contenido que expones a la gente en su ruta hacia tu sitio web juega un papel importante en su conversión (o falta de).

Sólo has de ver como sube el software de ad-blocking hoy en día para darte cuenta de lo equivocado que puede estar la publicidad, con tanta gente rechazándolo en masa. Seguir a alguien a través de internet durante semanas con banners promocionando un artículo que una vez miró rápidamente es como seguir una persona con una pancarte diciendo “compra este producto” – no lo haríamos en la vida real, ¿por qué hacerlo online?

 

 

Fuente: econsultancy.com

Sean Philip

Deja un comentario

82 - = 77